Recoleta

julio 1, 2008 at 1:57 am Deja un comentario

¿PONTE BELLA?

“Ponte bella”, es el eslogan que ha utilizado la municipalidad de Recoleta para anunciar los cambios que se han realizado. Arreglos en la iluminaria, pavimentación y de calles, nuevos semáforos y remodelación de algunas plazas y del estadio comunal. Pero en este “programa”, ¿está incluido el arbolado urbano, o sólo es el cambio en la infraestructura de la comuna?

Simplemente me levanté y comencé a caminar. Era un día muy agradable, de altas temperaturas, ideal para hacer una larga caminata. Hubo un momento que me empezó a dar calor y necesitaba que una agradable sombra me acogiera dándome frescor. Me di cuenta que al caminar por Avenida Recoleta, no existe una continuidad en el arbolado. Lo primero que me pregunte fue ¿Por qué? Si es tan necesario y entregan tanto beneficio para la comunidad. Mientras seguía caminando, las veredas en algunos sectores apenas dejaban pasar a una persona, lo que inmediatamente se me vino a la mente la respuesta de mi pregunta: si apenas hay espacio para transitar, menos va a haber espacio para la unificación del arbolado.

Al encontrar un escaño, me senté y disfruté de la naturaleza a mi alrededor entregándome todo lo que necesitaba sentir, inmersa en un ambiente natural, con un microclima de frescura increíble que necesitaba percibir después de mucho caminar, además de desconectarme la rutina universitaria en la que me encontraba. Una leve brisa hizo que cayera una hoja en mi cabeza, la tomé y la comencé a observar. Era la hoja de un Populus nigra o comúnmente llamado álamo, tenía un polvillo negro, me imaginé que era fumagina y me pregunté que tan “enfermos” se encontraban los árboles. Por lo que mi caminata se convirtió en una investigación. Me propuse recorrer la comuna describiendo el arbolado, pero me di cuenta que eso era muy ambicioso de mi parte, por lo que sólo recorrí las principales calles y avenidas, como también las de mi unidad vecinal.

Recorrí calles emblemáticas como Avenida Recoleta (todos la conocen por que encuentran los cementerios, General y Católico), Avenida Zapadores y El Salto. En todas me encontré con un escenario similar. La carencia del arbolado en los accesos más importantes de la comuna. Me encontré con árboles completamente mutilados, descabezados más aún con las actividades de poda que hay realizado los propios vecinos o las personas encargadas de la municipalidad. Esto daña irreparablemente la estructura del árbol ya que se atenta contra el próximo crecimiento, el cual será inadecuado obteniendo una mayor cantidad de ramas en la copa, lo que produce gran crecimiento, problemas con el tendido eléctrico, además de reducir la belleza innata de las especies sin la intervención antrópica. Desafortunadamente si la poda se realizó inadecuadamente, el árbol ya no volverá al hábito de crecimiento normal y siempre se deberá realizar de la misma forma. La labor de poda es muy necesaria, sobretodo si atentan contra la seguridad de la población, ya sea por la visibilidad de los automovilistas o por los vecinos que corren el peligro de que el árbol se caiga en sus viviendas. Pero es necesario que las personas que realicen esta labor sean entrenadas para no producir desastres en el arbolado. Además de la poda, en muchas ocasiones el estado fitosanitario afectaba el crecimiento y desarrollo de la especie, y ambas se relacionaban. Debido a un inadecuado ángulo de la poda, o la utilización de material contaminado con una especie enferma, había un daño y se producía por la herida de la poda, donde pueden ingresar hongos, virus y bacterias afectando la sanidad del árbol. Además se podían diferenciar cancros y agallas. Pero en general el estado sanitario del arbolado era buena.

En mi recorrido encontré especies como Acer negundo, Prunus cerasifera, Schinus molle, Maytenus boaria , Robinia pseudoacacia, Ailanthus altísima, Ligustrum lucidum, Pittosporum ondulata, Populus nigra, Liquidambar styraciflua, Jacaranda mimosifolia, Acacio melanoxilon, Caesalpinia spinosa, Melia azedarach, Brachychiton populneum, Grevillea robusta, Malus baccata, Olmos campestre, Sophora japonica, Fraxinus excelsior, Eleagnus angustifolia, Platanus orientalis, Acacia dealbata, las cuales muchas veces no estaban adecuadas al lugar. Recuerdo que mientras pasaba por las afueras del cementerio Católico encontré un árbol llamado Jacaranda mimosifolia, de apenas un metro, que se movía de un lado para otro por el paso de la locomoción colectiva; eso me hizo pensar el daño que sufriría por ejemplo en actos como el 11 de septiembre que siempre ocurren en ese lugar, el árbol obviamente no se encuentra ubicado en el mejor sector. Observé que hacía sólo algunos minutos había pasado un camión que provee de agua a los árboles, pero al fijarme en la holladura, muchas veces deficiente generalmente por el poco espacio, o por que no existían bordes que contuvieran el agua, ésta era insuficiente, o por el contrario había tanta agua en la holladura, posiblemente provocada por la poca infiltración de agua debido a alguna compactación del suelo o simplemente había sólo un exceso de agua, por lo que no se cumple con el régimen hídrico que necesita la especie.

Cuando me acercaba a mi destino final, que era mi casa, hice mi último esfuerzo y recorrí mi unidad vecinal, percatándome la diferencia del arbolado con respecto al de las calles antes mencionadas. El arbolado estaba presente, entregándome frescor, diversidad de especies, belleza escénica, disminución de ruido, todo lo que necesitaba después de mi osada aventura. El arbolado unificaba el espacio y podía seguir un camino específico, llegué a una plaza muy bonita donde al fin descansé. Todo lo que había analizado lo encontré en mi sector, en las calles donde siempre transito y nunca me había percatado de ello. En esa plaza quedé con una sensación de que la comuna en sí necesita de los beneficios del arbolado y había que hacer algo para mejorarlo. Para ello me dirigí la siguiente semana a la Dirección de Aseo y Ornato de la comuna. Me recibieron con la mejor disposición y hablé con Tania Aravena, Ingeniero Forestal quien está trabajando precisamente con el arbolado de la comuna. Afortunadamente el municipio sí se interesa en el tema, aunque queda mucho por avanzar, se está realizando un catastro de especies, estado fitosanitario, entre otras, todo esto por unidad vecinal, ya se creó por ejemplo un vivero para la reposición de especies. Aunque esto implica un gran trabajo en el mediano a largo plazo, pero ya se ve un cambio y preocupación por las autoridades comunales.

Creo que cada día, las personas se darán cuenta de los beneficios que representan los árboles, tengo las esperanzas que no sólo reclamen que los árboles les molestan por que botan muchas hojas y tapan las canaletas. El cambio de pensamiento lo tenemos que hacer todos para que a futuro tengamos una mejor calidad de vida y no vivamos en una selva de cemento.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized. Tags: .

San Ramón ARBOLADO URBANO DE LA FLORIDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


PARQUES URBANOS

julio 2008
L M X J V S D
« May   Jul »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6 seguidores

Posts Más Vistos

Blog Stats

  • 27,812 hits

A %d blogueros les gusta esto: