CERRO BLANCO CHILE…

mayo 4, 2008 at 11:21 pm 6 comentarios

 

 

Un espacio de cultura en pendiente…

Carolina Huincache

 

 

Hacia 1.480 d.c., el pueblo Aconcagua que vivía en Cerro Blanco estaba bajo dominio del Inca Topa Inca Yupanqui, quien había expandido su imperio desde Quisco hasta el valle Mapocho. Los dos Curacas Jefes locales Michimalongo (de la parte superior del valle) y Tanjalongo (de su mitad inferior) estaban a su vez bajo la autoridad del Quilacanta, Curaka Cuzqueño.

 

Luego de la liberación, comenzaron a hacer celebraciones en una fiesta anual del Cerro Blanco, los Chamanes o encargados del ritual le cantaban a la Pachamama, principalmente por el Río Mapocho y el Valle de Huechuraba. La celebración aún en nuestros días dura todo el día, incluye música con instrumentos como flautas de piedra semejantes a las que usan los chinos, y por su puesto con  bailes que se acompañan de comidas preparadas en piedras de tacita expresando el espíritu cultural de la zona.

 

Según la administración actual de las calles de la comuna de Recoleta, el Parque Cerro Blanco se encuentra ubicado en Santos Dumont con Recoleta, esta emplazado en la Zona Sur de la Comuna y presenta un fácil acceso; por vía vehicular u metro dado  puede llegar a él desde cualquier comuna de Santiago que tenga fácil acceso al Metro, pues la línea 2, tiene su estación de metro nombrada igual que el Parque que queda  a solo pasos de la entrada principal ubicada en la calle Santos Dumont. Además sus calles invitan a visitar el Parque ya  se encuentra con calles bastante arboladas de especies que se encuentran en una etapa de desarrollo madura (existe cruzamiento de copas) que invitan a transitar por estos corredores biológicos que comunican con dos áreas verdes importantes; El Cementerio General y el Parque Metropolitano, olvidándose de los altos flujos vehiculares que existen en la avenida Recoleta.

 

Dentro del Parque no existe un acceso expedito, dado que sólo se puede subir en ocasiones en las cuales existan celebridades hechas por las  tribus Mapuches o Aymaras que habitan en él. Esta restricción se tomo como medida de protección del mismo Parque ya que en varias oportunidades los tanto niños como adultos han tenido accidentes en el lugar dada la alta pendiente que se presenta (Aprox. 30%) lo que ha resultado en indemnizaciones hechas por el Parque Santiago, y porque esta misma gente prefiere hacer “escalada”, en ves de subir por las vías de acceso que consisten en caminos sinuosos de mediana amplitud sin veredas peatonales según lo visto desde la zona de plazoleta ubicada en el borde Sur del Parque, todo esto lo hace menos apropiado para la tercera edad que es abundante en este tipo de barrios en los que hay casonas antiguas e innumerables cites. Por otro lado no se observaron ciclo vías, ni una entrada especial para las personas discapacitadas dificultando así, que la población adulta del sector se adueñe del parque y tenga sus ojos permanentemente puestos en él.

 

Según lo observado, la amplitud del Parque es alta y la distribución espacial de las especies es apropiada, ya que en una superficie total (17.8 Ha) por lo menos un 20% se encuentra arbolado, lo que nos muestra una buena proporción de espacios lleno-vacío así como de un uso arquitectural de las especies. Todo esto ha resultado de una iniciativa positiva frente a la restricción que ejerce un suelo visiblemente degradado, en el que incluso se puede observar en cortes longitudinales la presencia de rocas y minerales blanquiscos que le dan su particular nombre al cerro.

 

Cabe destacar que la vegetación del lugar, muestra una identidad bastante importante respecto a los recursos naturales nativos, como ejemplo se pueden citar las siguientes especies; Patagua Crinodendron patagua, Huingan Schinus polygamus, Pelú Sophora cassioides, Mayu Sophora macrocarpa, Espino Acacia caven.

 

Existe presencia de juegos infantiles, que al parecer son nuevos, muy bien mantenidos, coloridos y con buenos niveles de higiene que están ubicados en la zona de la ladera sur sobre la plaza que hace de un bonito borde que invita a entrar al parque. En consecuencia, se tienen  mayores niveles de sombría ayudados a su vez por las copas amplias de los árboles que están a su alrededor.

 

 Para los mayores, no existe una zona de recreación como canchas de fútbol, tenis u otros.

 

Las zonas de descanso se limitan a un número de bancos que están en el piedmont del cerro, los cuales se encuentran bajo el alero de la sombra de copas de mediana densidad de follaje, lo cual otorga una buena proporción de frescor así como de una disminución de los rayos U.V.

 

A pesar de lo bueno que parece el Parque en cuanto a disposición de espacios, tal y como se mencionó anteriormente, éstos se encuentran reducidos dada la pendiente, lo que a su vez restringe el uso múltiple de las zonas que se podrían encontrar en él.

 

En general los tipos de espacio son un buen lugar para que se reúna la población Chilena que sienta apego por los valores autóctonos nacionales, llevando a cabo costumbres ancestrales de un alto valor de originalidad e identidad con las más antiguas tradiciones de nuestra zona norte y central del país. Incluso, en la esquina que tiene dirección occidente en la calle Santos Dumont se puede observar un jardín infantil que se ubica dentro de una Ruca hecha de ladrillos, muy bonita y bien cuidada.

 

Los equipamientos son escasos pero bien mantenidos, como por ejemplo bebederos, basureros, señaléticas, etc.,  sin embargo, falta mucho por invertir en cuanto a iluminaria en las calles para subir, como de zonas de encuentro que estén ubicadas en las inmediaciones lo cual determina los niveles de seguridad del parque los que se han clasificado como regulares (no son malos porque al menos existen guardias que hacen rondas e incluso entregan un reporte de novedades dos veces al día).

 

Los estacionamientos, según el guardia se encontraban en buen estado y mantención, pero no pudieron ser verificados en la visita.

 

A modo de resumen se puede calificar al Parque como un lugar de calidad media, pero que está en un proceso de mejora. Los criterios se detallan a continuación:

 

Se observa un diseño con un propósito claro de identidad nacional, lo cual ha sido bien acogido desde la población, lo que se expresa en el número importante de visitas que reciben las entidades nativas presentes.

 

Los requerimientos estéticos no han podido ser superados lo que queda de manifiesto en una baja cobertura de especies herbáceas, además de existir un carácter de funcionalidad del Parque que se lleva a cabo en menos de un 50%, dada la gran cantidad de zonas con restricción para el público en general.

 

Imagen 1:    Detalla;

 

1.- Conectividad del Parque con otras áreas Verdes importantes, en este caso, el Parque metropolitano, y el Cementerio General.

2.- Vías de acceso mediante  vehículos y metro.

3.- Vías de acceso en asenso dentro del parque. 

 

 

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized.

ÁREAS VERDES PARQUE LA CAÑAMERA

6 comentarios Add your own

  • 1. Naxo  |  febrero 22, 2010 en 7:25 pm

    Y las fotitos?

    Responder
  • 2. Héctor Felipe Ortega  |  octubre 22, 2011 en 6:33 pm

    Hace 40 años,es decir a comienzos del año 1971 decidí hacerme cargo del Cerro Blanco.El Presidente de la república Dr.Salvador Allende había determinado mi nombramiento como Administrador del Parque Metropolitano dependencia del Minvu.Sin embargo decidí solamente hacerme cargo del Cerro Blanco con mi propia adminstración y dirección de proyecto.Lo que significó todo un proceso de rehabilitación y forestación.Trasladé a los pobladores sin casa a campamentos de emergencia en Conchalí.Todo eso fué un trabajo muy dificil.Y realizé esa labor hasta fines de septiembre de 1973.Incluso para poder dar mayor enfasis en todos los trabajos le di el caracter de Obra.

    Responder
  • 3. Héctor Felipe Ortega  |  noviembre 2, 2011 en 5:48 pm

    Establecer un escrito como se rehabilitó el cerro que ahora se denomina
    Parque Cerro Blanco

    Responder
  • 4. Hector Felipe Ortega  |  noviembre 2, 2011 en 6:23 pm

    A comienzos de marzo del año 1971 inicié todo un proceso de rehabilitación del cerro blanco en Santiago de Chile.
    en la medida de mis diseños y ejecución en el terreno adopté el nombre de Parque Cerro Blanco
    Esa labor,como otras pude realizarla porque disponía de la confianza del Dr.Salvador Allende Presidente de la República
    Actualmente año 2011 se puede observar la colina,que constituye uno de mis orgullos con una forestación lo cual significa flora y fauna

    Responder
  • 5. Hector Felipe Ortega  |  noviembre 2, 2011 en 6:24 pm

    El proceso rehabilitación Cerro Blanco

    Responder
  • 6. RECOLETA | Santiago: Radiografía de una Ciudad  |  septiembre 24, 2012 en 8:05 pm

    […] a cargo de los profesores Ingenieros Agrónomos Eduardo Olate y Alejandra Vargas.  [En línea] <https://manejodelpaisaje.wordpress.com/2008/05/04/%E2%80%9Cparque-urbano-cerro-blanco-chile/&gt; Revisado el 7 de febrero de […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


PARQUES URBANOS

mayo 2008
L M X J V S D
« Abr   Jul »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6 seguidores

Posts Más Vistos

Blog Stats

  • 28,114 hits

A %d blogueros les gusta esto: