PARQUE MAPOCHO PONIENTE

mayo 5, 2008 at 2:34 am 1 comentario

Un paseo junto al río

María Jesús Lira Brown

 

         Es domingo de una tarde de abril y el Parque Mapocho Poniente se llena de familias que asisten a él para pasar una agradable tarde de otoño junto al río. Personas de escasos recursos provenientes de la misma comuna de Cerro Navia, Renca y Quinta Normal llegan desde sus casas en bicicleta o caminando. Renca a pesar de estar al otro lado del Mapocho puede acceder a él gracias a una pasarela que cruza al río y llega directamente al parque.  

Por ubicarse en los bordes de la comuna  de Cerro Navia este parque no le queda muy a la mano a todos los habitantes de la comuna, pero ellos igual se las ingenian para ir en algún momento y visitar también los otros sectores verdes aledaños como el Parque Lo Varas (Renca) al norte o la plaza al sur nuestro parque.

        Es muy bonito hacer el recorrido caminando hacia el oriente para observar como telón de fondo a la cordillera de Los Andes en su máximo esplendor y a la cuenca de Santiago regada por el Mapocho. En esta dirección es como describiremos nuestro paseo dejando que la imaginación una nuestras ideas.

Llegando en auto hay que tratar de encontrar la entrada a los estacionamientos, ya que a diferencia de las entradas peatonales que están demarcadas a lo largo de la reja de alambre, la puerta de los estacionamientos cuesta encontrarla. Los estacionamientos están en una explanada en la parte poniente del sector con algunos pocos árboles que le hacen sombra. Se encuentran junto a la zona de pic-nic  (para así no tener que trasladar el almuerzo grandes distancias), la oficina central de los guardias y los baños, todo en muy buen estado y mantención.

Para recorrer el parque uno puede elegir entre los distintos senderos bien demarcados que se ofrecen, según lo que uno quiera ir apreciando; para gozar del río y la cordillera se recomienda el sendero que va por el borde del río bajo la copa de los árboles que sombrean agradablemente el camino y bancas en las que uno puede parar a descansar. También se puede caminar entremedio de las praderas de pasto, las que a pesar de no ser tan extensas como para jugar un partido de fútbol invitan igual a sentarse en ellas y pasar momentos agradables. Otro sendero que se puede escoger, el más ancho de todos, es el que va por el borde interno del parque paralelo a la calle, bajo Plátanos Orientales, ideal para caminar todo el extenso parque o para tenerlo como alternativa peatonal de la transitada calle que lo bordea.

En los bordes del parque encontramos un mayor número de árboles que en la mitad de éste creando una sensación de lleno-vacío que nos desconecta del entorno. Estos árboles, en su mayoría nativos llevan escrito su nombre en la parte inferior del tronco para enseñar a la comunidad las especies típicas de Chile.

A continuación de las instalaciones de seguridad se encuentra una depresión del terreno en forma de anfiteatro con “graderías” de pasto e iluminación, donde los jóvenes se juntan a tocar con sus grupos musicales, los niños ruedan por el pasto mientras sus padres los cuidan en la sombra de los árboles que rodean este sector. Si seguimos caminado por los senderos del interior, nos topamos con una pequeña plaza rodeada de plantas trepadoras donde uno verdaderamente se puede aislar del mundo y ver verde por todo su alrededor, a pesar de que muy cerca de encuentran los juegos de agua para que los niños se refresquen en el verano, juegos infantiles, camas saltarinas y más. En la parte oriente del parque, aunque muy alejada de donde hablamos, también hay juegos infantiles para que la gente de ese sector también aprecie el parque, este lugar se conecta gracias al sendero principal.

        Como no todo es belleza y entretención, hay que también analizar y no solo describir el parque para ver si realmente cumple con el objetivo principal de un área verde; “mejorar la calidad de vida de las personas”.

Todo el parque está rodeado por una reja interrumpida por los accesos peatonales, que no cuesta encontrar, y que tienen troncos para impedir la entrada a vehículos los que es bueno pero no tienen la separación suficiente para permitir el paso a una silla de ruedas, limitándole el paso a las personas discapacitadas. Como en la parte más cercana a las entradas hay un espacio grande sin nada verde, las personas pueden no sentirse llamadas a entrar, pero gracias a que no hay nada que impida la vista hacia el interior, se puede ver claramente que hay algo muy bonito mas allá de toda esa tierra, esto se refleja en el buen estado que está el parque, ya que si la población no se sintiera comprometida con el lugar no lo cuidaría tanto como lo hace, cuesta encontrar un banco malo o árbol roto. Todo esto va muy de la mano a la mantención que hay por parte del MINVU, el que tiene contratado a por lo menos 12 personas de planta para cuidar la seguridad del lugar en 4 puntos diferentes, para mantener las especies vegetales que se pueden regar con el agua del río y cuidar con la limpieza a pesar de que hay muchos basureros.

A lo largo de todo el parque nos encontramos con lugares para realizar múltiples actividades lo que le da un mayor uso al parque; gimnasio al aire libre, juegos, anfiteatro, bebederos, etc. Todo muy incorporado a las cubiertas vegetales del parque que pueden servir para limitar estos sectores o para unirlos.

Este parque tiene alrededor de 10 años de edad, como no es mucho tiempo refleja la buena elección de especies vegetales que se hizo, árboles que ya están mas grandes y no topan unos con otros, dan una sombra apropiada y generan espacios.

 

        Como ya se analizaron los diferentes temas me atrevo a opinar que realmente este parque mejora la vida de las personas que asisten por los múltiples beneficios que produce. El público al que está enfocado es muy humilde y uno podría pensar que no serían capaces de cuidar un lugar así y apreciarlo como se debe, pero pasa exactamente lo contrario, las personas realmente saben valorarlo y cuidarlo de la manera adecuada, quedando de manifiesto que las personas más humildes si están listas para tener un área verde cerca de sus casas. Creo también que si estos parques fueran más frecuentes en Santiago se podrían solucionar también algunos de los problemas de delincuencia, droga y alcoholismo, muy comunes hoy en día porque la juventud no tiene nada más que hacer aparte de estar en las calles o en sus casas donde muchas veces no caven. Con estos espacios los jóvenes tendrían un lugar más agradable donde estar y reunirse, manteniendo la mente y el cuerpo ocupado en otras cosas y no buscando escapatorias a la realidad donde viven.

 

 

 

About these ads

Entry filed under: Uncategorized. Tags: .

PARQUE LA CASTRINA PARQUE LO VARAS

1 Comentario Add your own

  • 1. Mónica Palma V.  |  junio 17, 2012 en 10:36 pm

    Qué buenas observaciones, gran aporte. Mónica Palma Vergara – D. Paisajista U. Chile, integrante equipo consultor proyectista del parque. Saludos, excelente este sitio.

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


PARQUES URBANOS

mayo 2008
L M X J V S D
« abr   jul »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4 seguidores

Posts Más Vistos

Blog Stats

  • 17,064 hits

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: